Miles de personas marcharon el martes en la ciudad de Pittsburgh para manifestarse en contra de la visita del presidente Donald Trump a la ciudad y a la sinagoga Árbol de la Vida, donde 11 fieles judíos fueron asesinados a tiros el sábado, en un hecho que se ha descrito como el ataque antisemita más mortífero en la historia de Estados Unidos. 

Autoridades sostienen que murió el sospechoso de ataques con bomba en Austin, un hombre blanco de 24 años. 

En Parkland, Florida, 17 personas murieron y otras 15 resultaron heridas el miércoles en uno de los tiroteos más letales de la historia de Estados Unidos.