La principal encargada de biodiversidad de la Organización de las Naciones Unidas advierte que los países del planeta cuentan solo con dos años para alcanzar un amplio acuerdo global a fin de lograr la protección de las especies animales y vegetales.