La periodista Viktoria Marinova fue hallada muerta con signos de haber sido violada y asesinada.