Viernes, 26 Octubre 2018 11:02

Brasil: Temor, esperanza y elecciones

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Este próximo domingo, se celebran en Brasil las elecciones más importantes de ese país, en los últimos años. 

Por primera vez, un candidato de ultraderecha, que se expresa como lo hace, sin tapujos ni eufemismo como Jair Bolsonaro, tiene amplías posibilidades de llegar a ser presidente del país más grande de América de Sur, ése que para muchos es un continente.

En la nueva encuesta de Datafolha, el apoyo a Bolsonaro de cara a la segunda vuelta electoral del domingo —de la que saldrá el nombre del próximo presidente de Brasil— ha caído del 50% de la semana pasada al 48% de este jueves.

Por su parte, la intención de voto para Fernando Haddad como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), ha subido del 35% de la semana pasada hasta el 38% actual. La distancia entre ambos ha pasado de 15 a 10 puntos: una cifra todavía muy abultada a solo 72 horas de la cita con las urnas. En el cara a cara directo, la brecha entre ambos cabezas de lista es de 12 puntos: 56% de Bolsonaro por el 44% de Haddad.

No obstante, todavía se registran muchos brasileños que no van a votar o que lo harán en blanco, o no tienen decisión aun, contribuyendo como es de imaginar, al que se destaque con el mayor caudal de votos, sea ganador.

En ese incierto y riezgoso escenario, el candidato del PT se ha movido con destreza, logrando revertir las magras posibilidades iniciales para la izquierda brasileña, convocando a votantes de otros partidos menores y multiplicando su acercamiento a los ciudadanos explicando que la disyuntiva está entre un gobierno autoritario y uno democrático. Pero cualquier comentario mal medido puede ahuyentar a los pocos indecisos que quedan, un 6% según la encuestadora, o a aquellos que declaran que votarán nulo 8%.

En nuestro país, muchos analistas consideran que el domingo puede ser crucial para imaginar o evitar un futuro bastante duro, para usar palabra suaves, en las relaciones con Brasil.

Bolsonaro ha dicho que el Mercosur no sirve, además de especular con la transformación del Mercado Común del Sur en un mínimo acuerdo aduanero.

En materia comercial, el gigante del norte exporta los mismos productos que nuestra industria, sin acuerdos, ni protecciones, será verdaderamente duro la búsqueda de mercados para nuestra producción.

También en el caso de Argentina se han escuchado comentarios sobre la repercusión negativa que tendría en la industria automotriz los cambios políticos que pueden tener lugar a partir de las elecciones próximas.

El tamaño y la escala no ofrecen dudas y Uruguay debe ser una vez más, cauteloso, medido, y muy perceptivo a la hora de hacer comentarios, evaluaciones y declaraciones sobre la suerte electoral.

El domingo es un día clave para los brasileños, pero también para el resto de los latinoamericanos.

El Viejo Vizcacha

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 26 Octubre 2018 11:10