Miércoles, 05 Diciembre 2018 17:59

Polémica y pico

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Un grupo de militantes del Frente Amplio en un comunicado conocido hoy, explican los alcances y razones de una de los polémicos proyectos discutidos en el congreso de esa fuerza política como el de derogar el registro de antecedentes y prisión preventiva obligatoria para menores de edad. 

De acuerdo a ellos, el aporte para “garantizar” los derechos de niños, niñas y adolescentes les llevó un buen tiempo de elaboración.

Las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño, y la Declaración sobre los Derechos del Niño, indican que se deben derogar aquellas normas que "obligan a los jueces a imponer a los adolescentes la privación de libertad como medida cautelar, antes de saber si son culpables y de tener una sentencia ejecutoriada", y podemos agregar: ¡así estamos!

La sola mención de esta medida en medio de la mas banal conversación entre los más comunes montevideanos, provocaría el mayor de los malestares cuando lo que se ha ido advirtiendo es una cada vez mayor participación de menores edad que delinquen en nuestra sociedad.

Las “garantías de los derechos de los niños, niñas y adolescentes son los mismos que los de los viejos, jóvenes, obreros, trabajadores y demás. Los mismos. El respeto y la convivencia de las normas que la sociedad tiene para poder elaborar sus diferencias y avanzar en igualdades -claro está- y derechos y obligaciones. Claro y conciso.

Y que se mantengan los antecedentes penales es una medida ajustada a derecho, amparada por la ley. O acaso son otras personas después de cumplir 18 años y se borra y cuenta nueva. Según los que defienden estas medidas se "atenta contra su dignidad y los estigmatiza, en la medida en la que, en muchos casos, la infracción a la ley surge por impulso de personas adultas y por circunstancias que esos adolescentes no logran comprender cabalmente dado que están en pleno desarrollo psíquico y físico".

El argumento sobre el “impulso de personas adultas” o las circunstancias que no pueden comprender no tiene fundamento cuando hablamos de personas mayores de 18 años.

Si los frenteamplistas quieren perder las próximas elecciones, acá tienen un camino fértil y sin atajos con la promoción de mayores derechos para aquellos que no respetan los derechos de los demás, roban, delinquen y asesinan. Los opositores estarán refregándose las manos porque, con argumentaciones como estas, es sentarse y esperar.

Viejo Vizcacha

 

Modificado por última vez en Jueves, 06 Diciembre 2018 09:45
Más en esta categoría: « El lenguaje positivo de la verdad