Lunes, 21 Agosto 2017 11:08

La encrucijada

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El pequeño país en el que vivimos se transformó luego de un proceso que todos conocemos, en el lugar que podemos producir y comercializar marihuana con fines recreativos.  

Esta acción nos colocó en la categoría de primer país en el mundo en el que el Estado se encarga de su producción y comercialización dentro de ciertas normas.

Desde que la ley fue promulgada hasta el momento en que comenzó la venta en farmacias, pasó mucho tiempo. Y todo venía bien hasta que desde el sistema financiero se escucharon las primeras voces que pusieron en alerta a la cadena que recién se había establecido, incluyendo a las autoridades.

Los bancos, todos los bancos incluso el Banco República, no pueden aceptar las cuentas de los comerciantes, los dueños de las farmacias que comercializan marihuana, porque esto choca con los acuerdos que nuestro país mantiene, que fueron firmados en su momento, y que establecen que el alucinógeno está dentro de las drogas prohibidas y perseguidas por todas las policías y organizaciones que combaten el tráfico de drogas en el mundo. Lo que significa que los farmacéuticos uruguayos estarían en esa categoría.

¿Y entonces...?,¿qué hacer con este proceso tan uruguayo que peligra? ¿o bien se acepta al sistema financiero o al proyecto de venta de marihuana?

La situación se vuelve un tanto imprecisa. Desde el gobierno se está estudiando alternativas para que esta comercialización pueda ser tenida en cuenta dentro de la legislación vigente y aceptada.

En algunos lugares, como es el caso de algunos estados en Estados Unidos donde se puede vender marihuana tanto para fines recreativos como medicinales, los comercios que la venden no están dentro del sistema financiero, la comercialización se hace solo al contado, y los comerciantes no tienen cuentas bancarias.

La imprevisión que se ha advertido dentro de la normativa para la producción y venta de marihuana nos deja en una encrucijada difícil de resolver; o el Estado uruguayo se impone dentro de las normas que puede al sistema financiero, ya que resulta por lo menos insólito que ni el banco nacional pueda aceptar las cuentas bancarias de los afectados luego de la aceptación de la ley, etcétera, etcétera, o de lo contrario deberán quedar por fuera del sistema lo comerciantes que aceptaron las pautas para la venta de marihuana en sus comercios.

Es una situación extraña; dentro del sistema político hay quienes dicen que hubo voces que alertaron en tiempo y forma sobre esto y que no fueron oídas, o no se hicieron escuchar lo suficiente. Otros incluso niegan que alguien haya alertado al respecto.

Lo cierto es que la política uruguaya sobre la comercialización de la marihuana sigue dando que hablar tanto dentro de fronteras como afuera.

Viejo Vizcacha

Visto 560 veces Modificado por última vez en Miércoles, 23 Agosto 2017 16:29