“Hay ciudadanos cuyo credo es una mentira detrás de otra”.

Hay evidencias que están ahí, en la soledad que nos acompaña, pero la innata grandeza del ser humano, consiste en hacer valer y en poner en valor, su propio espíritu moral; en saber mirar con los ojos de la autenticidad para poder encauzar otros caminos más sensibles con nuestros análogos. 

“Fragmenta con coraje tus ataduras y, al tiempo, rechaza de ti toda inquietud y todo resentimiento. Puede ser un buen propósito de enmienda. Las cosas a veces cambian por uno mismo”. 

“Amar es lo contrario de lucrarse, es donarse y perdonarse sin más, es como un sueño dentro de otro sueño, que se funde en un anhelo de bondades y virtudes”. 

Ojalá recobremos esa fuerza necesaria para renacer y para ser unos con otros el recurso de hospitalidad”.  

“Todos tenemos algo que compartir o enseñar”. 

“En el hacer familia se juega nuestro futuro”. 

“La humanidad por si misma ha de tender a corregirse, a mejorar y a reeducarse”. 

“Todos estamos llamados a una misión esperanzadora”. 

“El sol nace y no espera nada, y lo aviva todo, hagamos lo mismo sin esperar recompensa alguna”.

Página 1 de 6