La democracia en nuestro país (Brasil) y en general en el mundo, está sufriendo una peligrosa erosión. 

En la comprensión de los grandes cosmólogos que estudian el proceso de la cosmogénesis y de la biogénesis, la culminación de este proceso no se realiza en el ser humano.