El mundo necesita reducir tensiones, sobre todo entre las diferentes fuerzas políticas internas de los países y sus sectores sociales, y para ello, la única salida es propiciar diálogos sinceros, encuentros sensatos más allá del populismo, así como una conciencia de respeto a los derechos humanos y al estado de Derecho. 

En Bonn, Alemania, ciudades, universidades y grupos religiosos de Estados Unidos declaran que “siguen dentro del acuerdo climático de París”. 

Son 15 estados de EE.UU. Que demandan al gobierno de Trump por los planes de cancelar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.