La sensación es, muchas veces, como que se nos han ido las buenas costumbres y los hábitos que hacen a la convivencia, la tolerancia y el respeto.  

“Cualquier análogo a nosotros es una escuela de vida”. 

El Papa Francisco además de ser un líder religioso emerge también como uno de los mayores líderes geopolíticos actuales. 

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia”. 

Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos”. 

Los días de verano son largos y calurosos en el Valle del Río Grande, la fértil llanura fluvial que se extiende unos 160 km a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, en Texas, entre las ciudades de McAllen y Brownsville. 

Pienso que vivimos un momento en el que es necesario llevar adelante una gran revuelta, sobre todo en lo que se refiere a la estima de todo ser humano.

La verdad es que nos llenan de alegría. Claro que festejar pese al frío la victoria de la Celeste frente a los dueños de casa fue de lo mejor que nos podía pasar. ¡Y de qué forma! 

Todos los continentes del mundo entero deben trabajar unidos en el diseño de acrecentar la esperanza de sus moradores, con la fortaleza del tesón y la constancia, con políticas sociales enhebradas a la poética del esfuerzo, y con el empuje de compartir el sueño de la transformación que no puede detenerse, ante el cúmulo de injusticias y violencias que soportamos. 

Tenemos que ser más sensibles al dolor de nuestros análogos, máxime en un momento en el que proliferan tantas víctimas sin voz, en un mundo cada día más crecido por las falsedades y el endiosamiento de los poderosos.

Página 1 de 5