La sentencia del Tribunal de Apelaciones italiano que condenó a cadena perpetua a militares y funcionarios de cuatro países de América Latina, incluidos efectivos de inteligencia uruguayos, por crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco del Plan Cóndor generó amplia repercusión internacional, con destaque específico de la modificación de la sentencia de primera instancia que absolvió a varios imputados. 

En Australia, agrupaciones a favor de la libertad de prensa han hecho sonar la alarma sobre dos redadas policiales a periodistas. 

El periódico Times-Picayune, el más antiguo de Nueva Orleans, es vendido a un diario rival provocando el despido de todo su personal. 

“Quien siembra odio recoge violencia”, expresó el presidente Tabaré Vázquez, en parte de la carta de adhesión al compromiso contra la generación y difusión de noticias falsas, promovido por la sindical Asociación de la Prensa Uruguaya (APU). 

Una delegación de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) fue recibida por el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT. 

Abogado, periodista y político, fue cofundador de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación en la Udelar. 

En Brasil, el líder de extrema derecha Jair Bolsonaro, que fue electo presidente en los comicios celebrados recientemente, anunció que escogió a Sérgio Moro, el juez que condenó al ex presidente Lula da Silva por corrupción, para integrar su Gobierno como ministro de Justicia cuando asuma la presidencia, en Año Nuevo. 

La noticias es de entrecasa. El periódico Propuesta, en su edición gratuita ha dejado de circular por la ciudad. 

Ahora parece muy sencillo inventar una noticia y que llegué a los confines de lo imaginable. Esto ha quedado demostrado en más de una ocasión tanto en nuestro país como en el exterior, donde la propagación de una noticia “falsa” modifica y genera una nueva realidad tan verdadera como la nariz de Pinocho que, recuerdan, crecía y crecía cada vez que mentía. 

Las noticias falsas son un problema real, sobre todo en las redes sociales, pero también se ha convertido en una muletilla usada por políticos y demagogos para evitar las críticas. 

Página 1 de 2