Ha sido una semana que no ha dado tregua en materia de noticias funestas y trágicas. 

El pequeño país en el que vivimos se transformó luego de un proceso que todos conocemos, en el lugar que podemos producir y comercializar marihuana con fines recreativos.