Conectividad aérea con China

Escrito por

Uruguay trabaja para atraer, como opción multidestino, a una parte del 5 % de los 200 millones de turistas de China que prefieren viajar a otros lugares fuera de Asia, Europa y Estados Unidos, dijo el subsecretario de la cartera del área, Benjamín Liberoff. 

“La Cumbre China-LAC es uno de los acontecimientos de promoción de inversiones, de colocación de productos, de negociación e intercambio de experiencias, de aspectos relacionados con la cooperación en el plano académico más importante que se ha celebrado en Uruguay en muchos años”, comentó Liberoff, respecto del próximo encuentro empresarial a realizarse en Punta del Este.

“Entre otras razones, lo estamos haciendo con el mercado que es nuestro principal socio comercial y es de los países con crecimiento del producto interno bruto más alto del mundo”, añadió. “Queda un enorme trecho por crecer y desarrollarse y para Uruguay es capital lo que allí pase”, abundó.

En materia turística, las 26 horas de vuelo entre ambos países determina que “nuestra oferta turística tiene que estar encadenada (opción de multidestino) con la de otros países de América y tiene que ser hacia sectores que eventualmente puedan disfrutar de una estancia previa al llegar a Uruguay”, por ejemplo en Argentina, expresó Liberoff a la Secretaría de Comunicación Institucional.

“No tenemos líneas aéreas que nos conecten directamente, debemos hacer triangulación y esa cantidad de horas de vuelo no son muy motivadoras”, apuntó.

“Debemos tener en cuenta que 85 % de los chinos que salen de su país se quedan de visita en Asia y entre 8 y 10 % de ellos llegan a Europa y a Estados Unidos”, explicó el jerarca.

“Uruguay está en el rango del 5 al 7 % de los 200 millones de chinos que prefieren otros sitios a los de Asia, Europa y Estados Unidos”, sostuvo. “No es que sea poco, pero efectivamente para eso hay que prepararse, aprender el idioma y saber cómo prestar el servicio”, analizó.

“Estamos mirando la preparación que tenemos que hacer para aspirar que ellos visualicen a Uruguay como destino y, en ese proceso, los primeros pasos que dimos fueron facilitar los trámites de la visa”, informó. “El segundo elemento a tener en cuenta es que a China no hay que verla como tal sino por regiones o ciudades, que por lo general tienen poblaciones de más de 10 millones de habitantes”, explicó.

Liberoff recordó que, en septiembre, las autoridades aeronáuticas de ambos países suscribieron un memorándum de entendimiento. “Ahora hay que redactar el acuerdo de cielos con ellos y ojalá que en el marco del 30.º aniversario del comienzo de las relaciones comerciales entre ambos países, que se celebrará en 2018, Uruguay y China suscriban un acuerdo”.

Eso “nos permitiría definir escalas intermedias en países con los que tengamos posibilidad de establecer acuerdos de quinta libertad (derecho de tomar y de desembarcar pasajeros, correo y carga con destino o procedente de terceros estados) o de código compartido”, en el que una compañía china y otra que ya opere en Uruguay puedan comercializar pasajes de una misma ruta”, detalló. “A partir de eso, podemos analizar con los privados el modo de avanzar en ese camino”, agregó.

 

 

Visto 71 veces