Primeros en situaciones de vulnerabilidad infantil

Escrito por

Primeros en situaciones de vulnerabilidad infantil

 

 

Metodología de proximidad, abordaje integral y rol de la sociedad civil son los elementos que le han valido a Uruguay el reconocimiento de Consortium for Street Children y del Comité del los Derechos del Niño de Naciones Unidas para ser elegido como país pionero contra las situaciones de calle de niños y adolescentes, dijo la presidente de INAU, Marisa Lindner, en esta jornada en Cancillería.

 

“Las situaciones de niños que piden en ómnibus y en las calles casi han desaparecido, pero hay otras formas de expresión vinculadas a las situaciones de calle (respecto a las que) hay un camino por recorrer. Están asociadas a aquellos niños que tienen vinculaciones o permanencias en la calle sin estar privados del cuidado familiar, sin estar durmiendo en la calle, pero que sí tienen un contacto más permanente en los espacios públicos, lo que puede vulnerar sus derechos”.

Uruguay y Tanzania son los países seleccionados para implementar las recomendaciones del comentario general número 21 sobre la aplicación de los derechos de los niños, elaborado este año por el Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Lindner dijo que el lanzamiento de Uruguay como país pionero se presenta sobre las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño y el Consortium for Street Children, representado en nuestro país por Gurises Unidos, así como por la experiencia de 30 años en propuestas para mejorar las condiciones y oportunidades de los niños y adolescentes que se encuentren en contexto de privación de cuidados familiares y sufran diferentes expresiones de la situación de calle.

Las denuncias de estos casos son abordadas en forma inmediata. Para su atención, el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) cuenta con más de 20 proyectos específicos que recaban información y trabajan en la vinculación con los niños, familias y vecinos, así como con la sociedad civil organizada. En estos proyectos de preservación de derechos y de cuidados participan 1.200 niños y jóvenes, informó.

Lindner sostuvo: “Las situaciones de niños que piden en ómnibus y en las calles casi han desaparecido, pero hay otras formas de expresión vinculadas a las situaciones de calle (respecto a las que) hay un camino por recorrer. Están asociadas a aquellos niños que tienen vinculaciones o permanencias en la calle sin estar privados del cuidado familiar, sin estar durmiendo en la calle, pero que sí tienen un contacto más permanente en los espacios públicos, lo que puede vulnerar sus derechos”.

 

 

Visto 118 veces