Vázquez visitó la Celeste

Escrito por

El presidente Tabaré Vázquez subrayó el respaldo de todos los compatriotas a los futbolistas que competirán en Rusia. 

“Ustedes son la fiel y leal representación del pueblo uruguayo: amigo, solidario, fraterno, un pueblo que cuando quiere que alguien lo represente lo haga como ustedes”, sintetizó.

“El principio, cuando se ingresa al Complejo Celeste, es primero saludar y después agradecer. Yo quiero respetar ese principio que ustedes tienen”, enfatizó el presidente de la República, Tabaré Vázquez, en la ceremonia de entrega del Pabellón Nacional a la delegación de Uruguay que participará en el mundial de fútbol que se desarrollará entre el 14 de junio y el 15 de julio en Rusia.

“Saludarlos en nombre del Gobierno y expresar sentimientos que, estoy convencido, son de todos los uruguayos. No hay institución pública ni privada que tenga el respaldo, cariño y afecto que tiene la selección, por lo que creo que puedo interpretar el sentimiento de los uruguayos”, expresó el mandatario ante los jugadores y cuerpo técnico de la selección celeste.

El mandatario, sintetizó el agradecimiento al proceso deportivo que conduce Óscar Washington Tabaréz, a su cuerpo técnico y al personal. A su vez, agradeció a los jugadores “que nos hacen sentir orgullosos” de lo que hacen dentro y fuera de la cancha: “La imagen y ejemplo que ustedes brindan a los más jóvenes y la actitud solidaria con quienes más lo necesitan”, ponderó el mandatario, quien exteriorizó la confianza del pueblo uruguayo en cómo se representará al país en Rusia.

“Tengo la tranquilidad de que vamos a estar excelentemente bien representados, más allá de los resultados deportivos que están condicionados por cosas previsibles y también por imponderables. El prestigio y la confianza que tenemos van más allá de los resultados deportivos. Ustedes son la fiel y real representación del pueblo uruguayo. Yo pido que la suerte los acompañe en esta gesta tan importante que van a llevar adelante”, subrayó el presidente.

Vázquez, visiblemente emocionado, recordó su acercamiento con el capitán de la selección uruguaya campeona del mundial de 1950 y que obtuvo el cuarto puesto en el siguiente torneo, en 1954, Obdulio Varela.

“Cuando entró lo mirábamos embelesados, por aquella figura que se agachó a atarse los zapatos. Nosotros, como chiquilines, lo rodeamos, mirando a aquel héroe que era con una gran emoción, deslumbrados. Termina de atarse, levanta la cabeza y nos mira, y salimos todos corriendo, nos pegamos un susto. Así es la emoción que siento en este momento con este maravilloso equipo seleccionado celeste”, afirmó.

Visto 72 veces