Jueves, 19 Julio 2018 12:44

Vázquez: Más libertad, igualdad y justicia social

Escrito por

“Al conmemorar la vida de entrega de Nelson Mandela, el mejor tributo que le podemos rendir no son palabras y ceremonias sino acciones que mejoren nuestro mundo”, reflexionó este jueves 19 el presidente Tabaré Vázquez, en el homenaje al extinto líder sudafricano. 

Agregó que en Uruguay “hay libertades a consolidar, igualdades a alcanzar y justicia social a continuar construyendo entre todos, más allá de banderas políticas”.

“Mandela no necesita prestaciones, pues nombrarlo es aludir a la discriminación, la persecución y el sufrimiento del que fue objeto, pero, por encima de eso, es decir valentía, resistencia, voluntad, confianza, inteligencia y sobre todo valores y principios humanistas”, dijo Vázquez en el acto por el Día Internacional de Nelson Mandela, instituido en 2009 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas para cada 18 de julio y que este año coincidió con el centenario de su nacimiento.

“Homenajearlo es natural y justo”, añadió el mandatario en la ceremonia organizada en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo por la Comisión Mandela, liderada por el senador Ruben Martínez Huelmo, y que contó con la presencia de la presidenta del Senado, Lucía Topolansky, su par de la Cámara de Representantes, Jorge Gandini, la titular de la Comisión de Educación y Cultura de la cámara alta, Ivonne Pasada, y el presidente de la Administración Nacional de la Educación Pública. Wilson Netto.

Vázquez sostuvo que no se debe olvidar “que, no pocos de quienes hoy alaban su memoria, hace 30 años lo consideraban un terrorista y poco o nada hicieron contra el régimen del Apartheid que lo mantuvo preso durante 27 años”.

“Siendo presidente y como líder de un complejo proceso de transición desde un régimen autoritario racista a una democracia sin discriminación legal, dijo que ‘más difícil que cambiar la sociedad es cambiarse a sí mismo’", dijo Vázquez.

El mandatario uruguayo afirmó que “Mandela lo logró y no solamente en términos de lucha contra el régimen sino también de construcción de una nueva Sudáfrica”.

“Logró reemplazar el dolor por la esperanza y la desconfianza por el diálogo, cohesionar lo que antes había sido irreconciliable y hacer avanzar lo que aparecía destinado al fracaso", abundó. Luego indicó que "todo ello sin invocaciones grandilocuentes sino practicando consecuentemente los principios porque no son piezas para exhibir en un museo sino instrumentos para ejercer dignamente el oficio de vivir en sociedad y de ser ciudadanos honrados de un país”.

Vázquez enfatizó que fue “un hombre de su tiempo y comprometido con sus semejantes (…) y su fortaleza, ejemplo y legado radican en esa condición humana, alejada del bronce y del mármol y de la parafernalia con la que a menudo y lamentablemente se aísla y empobrece a las personalidades sobresalientes”.

“La libertad, la igualdad y la justicia social no son materias saldadas en Uruguay”, afirmó el mandatario. “También aquí hoy hay libertades a consolidar, igualdades a alcanzar y justicia social a continuar construyendo entre todos, más allá de cualquier bandera política”, puntualizó.

También resaltó que “Uruguay lo demostró en instancias graves, difíciles y tremendamente tristes cuando el sistema político unió y en pie enfrentó vendavales negros que sacudían el país”.