Viernes, 24 Agosto 2018 10:10

Diálogo para el fútbol

Escrito por

El Poder Ejecutivo ofreció agotar los caminos de diálogo y trabajo para solucionar los diferendos en el fútbol uruguayo, indicó el secretario nacional del Deporte, Fernando Cáceres. 

“La alternativa que se propone es producto del trabajo directo entre la Secretaría del Deporte y el Presidente de la República. Hemos venido siguiendo con atención y preocupación lo que viene ocurriendo en el fútbol nacional y las reacciones que se produjeron a nivel de Conmebol y FIFA”, expresó el secretario nacional del Deporte, Fernando Cáceres, este jueves 22 en conferencia de prensa, al anunciar la posición del Gobierno ante el anuncio de que una comisión de FIFA intervendría la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF)

Cáceres dijo que el Poder Ejecutivo respeta la soberanía de las instituciones deportivas, en tanto cumplan con el estatuto de cada una de ellas y de la normativa vigente. Para avanzar en una solución a esta situación, el Gobierno propuso a la AUF “abrir un espacio de trabajo entre los actores directamente involucrados”.

“La herramienta de la intervención es una herramienta siempre disponible, a mano; sin embargo, la Secretaría Nacional del Deporte cree que esa herramienta, al menos en lo local, debe ser siempre la última medida ante casos extraordinarios, extremos y después de haber agotado todos los caminos de diálogo para encontrar soluciones”.

Ante la posibilidad de que una comisión de la FIFA arribe a Uruguay para trabajar en la AUF, el jerarca consideró que aún no se agotaron los caminos de diálogo y trabajo y, por eso, el Poder Ejecutivo propone un espacio de diálogo “que ofrezca las garantías necesarias para que las elecciones se realicen en las más estrictas condiciones de transparencia y para que también se concreten los cambios necesarios en la estructura institucional de la asociación”.

“Tenemos una línea de interpretación distinta y no queremos abonar un pensamiento binario, en un abordaje de los hechos entre buenos y malos, porque no se corresponde a la realidad”, añadió.

Para Cáceres, “es tan injusto decir que los dirigentes deportivos son corruptos como negar la respuesta a los reclamos legítimos a los grupos que vienen planteando sus reivindicaciones genuinas desde hace tiempo”.