Lunes, 24 Julio 2017 12:00

Inmigrantes y retornados

Escrito por

Nuestro país ha cambiado el saldo migratorio de negativo a positivo, lo que significa que en la actualidad son más los inmigrantes y retornados que vuelven al país.  

Este dato se desprende del informe “Inmigrantes internacionales y retornados en Uruguay”, realizado a partir de datos del Censo 2011 y presentado a mediados de junio. En el documento se señala que en los últimos años Uruguay pasó a tener un saldo migratorio positivo, siendo el retorno “una variable explicativa para este cambio en la dinámica demográfica”, explicó la encargada de Misión de la OIM, Alba Goycoechea.

La encargada de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Alba Goycoechea, dijo que “Uruguay, en los últimos años, revirtió su saldo migratorio: tenía un saldo migratorio negativo y pasó a tener un saldo migratorio positivo”. Al respecto, indicó que el retorno debe ser considerado “como una variable explicativa para este cambio en la dinámica demográfica”, dijo.

En los últimos años la migración intrarregional ha cobrado un mayor peso, en un país que se ha caracterizado históricamente por una migración de origen europeo. En este sentido, señaló que “una de las cuestiones más significativas que demuestra el censo es que se triplicó la población de peruanos del censo 1996 al censo 2011”.

Destacó la alta tasa de desempleo presentada entre los retornados —más alta que el promedio nacional—, así como en la estructura de edades de este grupo demográfico, que va desde los 30 a los 35 años.

Se puede confirmar el incremento de migrantes provenientes de países latinoamericanos y caribeños como otro dato sustantivo. El documento señala que la población originaria de Perú ha triplicado su presencia en Uruguay en 2011 en relación a 1996. No obstante, argentinos, brasileños, españoles e italianos siguen siendo los cuatro grupos mayoritarios de inmigrantes. 

En cuanto al perfil demográfico y socioeconómico, se observa una población altamente envejecida: el 11.5% de las personas nacidas en el exterior tiene 80 o más años, mientras que en la población no migrante es del 3.5%. Sin embargo, los grupos etarios con mayor proporción de inmigrantes están conformados por jóvenes de entre 20 y 39 años, lo que se asocia a la existencia de un flujo considerable de inmigrantes recientes, así como a la presencia de hijos de retornados que arribaron en su niñez durante el período posterior a la restauración democrática.

La migración de retorno experimentó un crecimiento sostenido, siendo España el principal país de origen de los retornantes recientes, con un tercio del total en el período 2006-2011.

Se espera en 2017 la llegada de unos 18.000 inmigrantes de países del Mercosur y asociados, de los cuales unos 2.340 procederán de Venezuela, según informó el subsecretario del ministerio de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela, en el Parlamento.

Cancela señaló que la discriminación por nacionalidades dejaba a los argentinos con el 42%, los brasileños el 18% y los venezolanos el 13% de los solicitantes de residencia.

Esta tendencia ha ido en aumento desde octubre a diciembre de 2014 cuando fueron otorgadas 625 residencias. Al año siguiente, fueron aceptadas 6.000 solicitudes. Y el año pasado fueron 8.000 los extranjeros que se les otorgo la residencia permanente.