Viernes, 14 Diciembre 2018 11:05

Almagro cuestionó ética del Tribunal

Escrito por

"No es admisible pretender juzgar la ética de una persona partiendo desde la propia falta de ética del Tribunal de Conducta Política", señaló el secretario general de la OEA. La carta completa. 

El secretario general de la OEA lamentó que solo se hayan considerado parte de sus expresiones públicas y se haya ignorado arbitrariamente las declaraciones en las que rechaza la violencia como opción.

“No hago públicas estas líneas como defensa. Si la decisión ya la tomaron hace tiempo, lo hago porque hay decisiones que marcan y definen a una colectividad política, a un partido de modo indeleble. Y que estigmatizan por mucho tiempo. No pretendo convencer a ninguno de los que prestará su voto en el Plenario del Frente Amplio”, señaló.

Almagro agregó que es “lamentable que ese tcp tenga la indecencia de efectuar un pronunciamiento sobre una persona sin hacer traslado de denuncia, ni de acusación, ni dar vista de actuaciones o testimonios o medios de prueba y sin siquiera darle a conocer sus conclusiones”.

“He tenido durante este proceso las mismas garantías que un preso político en Venezuela o en Cuba. Ello tiene la misma sustancia de las dictaduras que he confrontado por su absurda falta de garantías para hacer valer derechos fundamentales”, agregó.

Además cuestionó que no se ofreció “la más mínima garantía de acceso a un debido proceso, sin la más mínima transparencia de procedimiento, sin el más mínimo sentido de la justicia”.

Por otra parte, asegura que la mayor inmoralidad del Tribunal de Conducta de la fuerza política es “evitar la discusión en el marco ético que debe ser abordado, esto es el de la dictadura venezolana y la cubana, esto es respecto a la crisis humanitaria que vive Venezuela, la crisis migratoria, los torturados y asesinados por la dictadura, los presos políticos de la misma. Lo hacen para evitar hablar del hambre del pueblo venezolano, de los y venezolanitos que mueren de desnutrición infantil o de los que mueren por no poder hacer diálisis o por no tener insulina o los que mueren de cáncer porque el régimen les niega quimioterapia a los que no presentan carnet de la patria”.

“Cuando la verdad no es admitida dentro de una organización ello significa que su construcción política se está edificando sobre la mentira y la falsedad”, señaló.

Por otra parte, señala que el estatuto del Frente Amplio prevé que las competencias del TCP alcanzan a quienes ocupen cargos políticos de confianza o de gobierno. “No es mi caso”, indicó Almagro.

“Ustedes están juzgando a un funcionario de un organismo internacional que, eventualmente, es además frenteamplista. No hay interpretación posible que les permita hacerlo. (…) No tengo cargo de confianza política, no tengo cargo en el FA, no estoy militando por razones obvias, ni estoy afiliado. No tengo ningún vínculo con el FA que pueda ser interrumpido, en ninguna forma, ni jurídica, ni personal, ni política”, subrayó.

Sobre el tema de fondo, Almagro dijo que se toma un fragmento de unas declaraciones que fueron sacadas de contexto, “de forma tal que dijera algo que siempre he negado y por el contrario, he condenado".

“Es inmoral e indigno que ustedes pretendan hacer una selección arbitraria de testimonios que he realizado y presentarlos como mi defensa. Eso ocurre especialmente para hacer valer la propia mentira de la acusación. Por lo que vi, se usaron de una manera equivocada pretendiendo que dieran un resultado equivocado. Todo ello no parece democrático, ni progresista, ni solidario, ni justo, ni respetuoso de las libertades fundamentales”, agregó.

Fuente: Montevideo Portal