Lunes, 01 Abril 2019 11:31

Guterres respaldó la integridad de Siria, incluido el Golán

Escrito por

En una intervención ante los líderes reunidos en la Cumbre de la Liga Árabe en Túnez, el titular de la ONU destacó también la generosidad de los países de la región al acoger refugiados en un momento en el que otros están cerrando sus fronteras y observó la necesidad de la unidad del mundo árabe como una condición fundamental para la paz y la seguridad. 

“El norte de África y Oriente Medio albergan un dinamismo y un potencial notables. Es una región que se esfuerza por construir la paz y la prosperidad. Creo que es vital para esta región asumir este destino ", dijo este domingo el Secretario General de la ONU a una sala llena de líderes políticos de los 22 Estados miembros de la Liga.

"Las Naciones Unidas no tienen otra agenda que apoyar esas aspiraciones en un espíritu de solidaridad y unidad", añadió António Guerres.

Tras citar las muchas contribuciones que el mundo árabe ha hecho a la comunidad internacional a lo largo de la historia, expresó su admiración por la forma en que los países árabes están “ofreciendo una notable hospitalidad a las olas de refugiados en un contexto en el que, desafortunadamente, otros están cerrando las fronteras”.

El Secretario General repasó a continuación los "vientos turbulentos" que afectan y han afectado a la región, desde "las guerras en Yemen y Siria", hasta "el ascenso y la caída de Daesh" y "la persistente negación del derecho a la libre determinación del pueblo palestino".

Derechos humanos, igualdad de género y democracia

"Hago un fuerte llamado a la unidad del mundo árabe como condición fundamental para la paz y la prosperidad en la región, y para evitar que la región sea vulnerable a la interferencia extranjeras con efectos desestabilizadores", dijo Guterres, que alentó a los líderes árabes a tener una visión regional arraigada en la cooperación, el respeto y el interés mutuo.

Además, mencionó la necesidad de "desenredar el nudo gordiano de la inseguridad, no permitiendo espacios para el sectarismo y brindando la paz, la estabilidad y la gobernanza efectiva y receptiva que merecen los pueblos de la región".

Luego, enfatizó la necesidad de "crear empleos y oportunidades económicas, para defender los derechos humanos de todos, promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y fomentar el estado de derecho, la diversidad, las libertades fundamentales y los valores democráticos”.

Guterrez repasó entonces cuatro cuestiones en la región que podrían beneficiarse de un enfoque regional integral, comenzando con el imperativo de la llamada solución de los dos Estados para Israel y Palestina, en la que ambos "vivan juntos en paz dentro de unas fronteras seguras y reconocidas y con Jerusalén (Al-Quds) como capital de ambos Estados.”

"No hay un plan B: sin dos estados, no hay una solución", subrayó, y señaló que la violencia en curso en Gaza es un recordatorio trágico de la fragilidad de la situación.

Modificado por última vez en Lunes, 01 Abril 2019 11:37