Miércoles, 13 Noviembre 2019 12:41

Experto: Uruguay y la revolución silenciosa

Escrito por

El presidente de la consultora OPSM, Enrique Zuleta, destacó los altos índices sociales y económicos alcanzados por Uruguay y los atribuyó a la capacidad del país de capitalizar el conocimiento crítico y volcarlo a la actividad. 

El experto, de visita en Montevideo, dictará, junto con otros profesionales, un taller sobre complejidad económica y diversificación productiva organizado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

La instancia, desarrollada con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, reúne hasta el viernes 15, a especialistas del Instituto de Investigaciones de la Fundación Mediterránea y de la consultora especializada en datos económicos, Data Wheel, de Massachusetts, Estados Unidos.

A través de un estudio liderado por estas organizaciones, se apunta a desarrollar metodologías innovadoras para instaurar dos corredores piloto en el país (este y litoral), a fin de identificar componentes de excelencia y déficit crítico, que permitan a su vez, establecer oportunidades de inversión, diseño de políticas públicas y proyectos para la transformación del territorio.

“Los territorios inteligentes tienen la capacidad para entender sus factores de excelencia y déficit y establecer una masa crítica para capitalizar ese conocimiento y volcarlo a la actividad”, explicó Enrique Zuleta, presidente de la Fundación de Investigaciones Económicas y Sociales (Fines) y de la consultora argentina especializada en investigaciones sociales aplicadas Opinión Pública, Servicios y Mercados (OPSM).

“Los uruguayos, a veces, son poco conscientes de que estos años (en el país) han sido de una verdadera revolución silenciosa; Uruguay está hoy en los mayores niveles de indicadores sociales y económicos”, enfatizó el experto, quien también participa del trabajo de campo en los corredores este y litoral.

Mencionó el índice mundial de justicia, recientemente presentado en Nueva York, en el que Uruguay se ubica en la primera posición de América Latina y en el lugar n.º 23 del mundo. El índice mide la seguridad jurídica, estabilidad y buena gobernanza, “en un momento en que está en cuestión la gobernabilidad; estamos viendo estallar las ciudades prósperas, como Santiago, La Paz, París y Hong Kong”.

Zuleta aseguró que Uruguay ha trabajado de manera muy consistente durante los últimos años para hacer de la calidad institucional un objetivo y lo ha logrado.