Jueves, 19 Octubre 2017 10:36

Vandalismo, “deterioro de la convivencia”

Escrito por

El Alcalde del Municipio B, Carlos Varela Ubal repudio los actos de vandalismo, en particular el que ocurrió en dos ocasiones sobre el monumento al Holocausto del Pueblo Judío. Rechazó la negación del Holocausto, y exhortó a la convivencia y al respeto en una sociedad de Derecho.

Varela en diálogo con PROPUESTA volvió a referirse al vandalismo, en especial al “monumento al Holocausto al Pueblo Judío. La noticia fue por las consignas que ponían en tela de juicio la existencia de algo que sufrió la Humanidad, no solo el pueblo judío, que fue el avance del nazismo, en momentos en que movimientos de ultraderecha están cobrando en el mundo algunos espacios importantes, nos llama la atención”.

El alcalde fustigó al “vandalismo” al que “hemos criticado siempre y lo seguiremos criticando. El vandalismo en el espacio público pero también en los espacios privados. ¿A qué nos referimos? A la fachada de la casa del vecino que con mucho esfuerzo pinta su fachada, pinta su casa, y a las 48 horas, al otro día, a la semana a más tardar, aparece un tarado – porque no tiene otro nombre- y le encaja un tag, como se llama ahora pero que no es otra cosa que un grafitti sin sentido, que solo es una marca urbana”.

Para el alcalde estos hechos señalan “un deterioro en los elementos de la convivencia”. “Hemos denunciado en la policía cuando nos han destrozado plazas completas, clubes deportivos, o partidos políticos. Nosotros tendemos siempre a la recuperación como herramienta de solución y de cambio”.

Además, indicó que los lugares vandalizados con el tiempo sufren un desgaste debido a la acción de la limpieza. “Lo decía Mariano Arana en alguna actividad que hemos compartido, y compartimos la crítica a esta problemática, por ejemplo, en la Biblioteca Nacional, el deterioro que van sufriendo los mármoles son irrecuperables. Tenemos el desgaste de materiales que a veces se torna difícil, el gasto público que implica esa estupidez humana que nos obliga a que volvamos a hacer lo que ya está hecho y no nos permita avanzar en otra cosa, por culpa de grupitos que satisfacen su estado de ánimo de una muy mala manera”.

En las declaraciones a PROPUESTA, para Varela la “apropiación del espacio público” significa “que la ciudad sea una extensión de su casa, quiere decir que la cuide como cuida su casa, que la defienda, que la proteja, no que la vadalice”.

Para el alcalde del Municipio B también está presente “la preocupación por el contenido, en este caso, de esas consignas que, si alguien quiere discutirlas vamos a un foro académico, pero no en un espacio público que tiene una significación particular y personalmente critico que sea mentira y que los campos de concentración no hayan sido repudiables para la historia de la Humanidad”.

“Creemos en una sociedad de convivencia, que implica aprender a vivir con el otro, entonces, discutamos, dialoguemos, respetemos, es fundamental. La sociedad de Derecho implica respeto al otro, a la posición del otro, implica conocer al otro y no plasmar una consigna allí sin hacerme responsable de la misma”.

Sobre la temática antisemita de los grafitti, Varela precisó que “no porque sea en contra los judíos-es un tema contra la Humanidad, va más allá, lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial fue un atentado a la Humanidad. Lamentablemente hay brotes de fascismo en varias latitudes del mundo y no hay que descartar que en la nuestra exista, entonces hay repudiarlo y condenarlo”.