Después de la primera reunión en Montevideo, los países integrantes del Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Venezuela resolvieron promover conversaciones a fin de establecer las garantías para un proceso electoral libre en el menor tiempo posible, en ese país.