Más de 1,3 millones de ciudadanos son usuarios de la Administración de Servicios de Salud del Estado, un 37 % de la población del país.  

El presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Marcos Carámbula, destacó el respaldo expresado por el presidente Tabaré Vázquez, insistió en la transparencia como pilar del accionar y reconoció que tras la reforma se lograron “cambios extraordinarios” en el área asistencial. 

En Puerto Rico, los hospitales informan que están al límite de su capacidad y tienen dificultades para seguir sus operaciones. 

El diputado del Partido Nacional Martín Lema dijo que ASSE debe dejar de ser administrado como un comité de base. La semana que viene será convocado el directorio y comenzarán a investigar la gestión del Hospital de Bella Unión. 

En la noche de ayer fueron los funcionarios abandonaron los locales hospitalarios que habían sido ocupados luego de conocerse el decreto de esencialidad resuelto por el ministerio de Trabajo.