San Gregorio de Polanco, balneario turístico de Tacuarembó, dispone de una nueva rambla con un muro de contención para evitar el avance de la erosión en la franja costera, una zona peatonal y un parque lineal con luminarias.