Luego de una denuncia presentada por el periodista Marcelo Falca un equipo de antropólogos forenses descubrió anomalías en el terreno. 

El Equipo Argentino de Antropología Forense utilizó un georadar en busca de posibles anomalías en terrenos militares donde se presume se sepultaron detenidos desaparecidos por la dictadura en Uruguay (1973-1985).