La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte aumentó considerablemente el martes, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que estaba dispuesto a comenzar una guerra nuclear y amenazó con desatar “fuego y furia” contra Corea del Norte. 

El viernes 7 de julio en la sede de la ONU en Nueva York tuve el privilegio de ser testigo de un hecho verdaderamente histórico; la firma de un tratado internacional que prohíbe las armas nucleares y todo lo relacionado con ellas, desde su desarrollo, producción y almacenamiento hasta su utilización e incluso la amenaza de uso.