El proyecto consiste en la construcción de un pasaje a desnivel –o túnel– por debajo del cruce de las avenidas Centenario y Ricaldoni, con el fin de mejorar la fluidez en el tránsito. 

La última semana de abril terminó la construcción del tercer carril de la etapa 3 de la obra, que abarca la calzada norte entre las calles Zum Felde y Almirón.