Como tantos uruguayos, el David, de tanto estar en la explanada de la Intendencia ya es uruguayo, se puso la camiseta Celeste.