En las fiestas tradicionales, es inevitable pensar en la carne asada. 

Uruguay es el único país del mundo que tiene habilitados y certificados tres compartimentos ovinos a cielo abierto. 

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, se reunió con una delegación de China presidida por el ministro de Aduanas, Ni Yuefeng. 

La producción de carne uruguaya sin hueso y madurada fue habilitada por Japón para ingresar a su mercado, tras nueve años de diálogo diplomático y visitas técnicas. 

Los ministros de Ganadería, Enzo Benech, y de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, recibieron este martes 27 a las gremiales agropecuarias para informarles acerca de la inminente apertura del mercado cárnico en Japón, que se concretaría antes de fin de año. 

Es una muy buena ocasión para poder hacer una sabroso plato, apetecible, y de costo controlado, teniendo en cuenta el actual valor de la carne de cerdo.  

“La apertura del mercado de Japón para la carne es inminente”, anunció el ministro de Ganadería, Enzo Benech, durante el cierre de la 113º Exposición de la Rural del Prado. 

Sector uruguayo de la carne vendió sus productos al exterior por 1.169 millones de dólares, 7 % más en relación a 2017. 

Las exportaciones cárnicas de Uruguay totalizan 995 millones de dólares del 1.º de enero al 30 de junio, un 9 % más respecto de igual período de 2017, con China y la Unión Europea como principales destinos. 

El consumo de carne en Uruguay se incrementó casi 2 kilogramos por persona en 2017, en relación con el año anterior, un promedio de 100,9 kilogramos por persona, informó el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

 

El comunicado del INAC subraya que en 2017 la carne bovina representó el 58,7 % del consumo total en el mercado interno uruguayo, mientras que la carne aviar, el 20,2 %, la porcina fue del 18,1 % y la carne ovina, un 3 %.

En los 12 años finalizados en 2017, añade el informe, el consumo total de carnes creció un 20 %. Pasó de 84,1 kilogramos anuales por consumidor a 100,9 kilogramos por habitante en el año. En ese período, se duplicó el porcentaje de carne de cerdo consumida, mientras disminuyó el de carne ovina a la mitad. Por su parte, la carne bovina alcanzó la mayor proporción en 2010, con el 65 %.

En referencia con el precio al público, el índice de precios al consumidor aumentó un 6,6 % con respecto al de 2016. Las variaciones en términos nominales mostraron que todas las carnes incrementaron su precio, la aviar 23 %, la porcina 11,3 % y la bovina 2,9 %, en la comparación de 2017 con el año anterior.

Página 1 de 2