La cifra de homicidios sufrió un incremento significativo en noviembre respecto al mismo mes del año pasado, lo que encendió una luz de alerta en las autoridades. 

La Dirección Nacional de Policía Científica (DNPC) ha innovado en tecnología desde el año 2010 con el fin de esclarecer los hechos. 

El Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) logró bajar la cantidad de rapiñas en 40 % y de homicidios en 15 % en las distintas zonas de Uruguay donde se implementó a partir de abril de 2016.  

La Jefatura de Policía de Paysandú ha implementado actividades que ha permitido un acercamiento con la población, con el fin de instar a las personas a denunciar los hechos delictivos, no solo los que le perjudican directamente, sino a los que afectan a su comunidad. 

Un recluso internado por un intento de asesinato amenazó a la jueza y al fiscal que lo indagaban. 

El Ministerio del Interior informó que en los primeros cinco meses del año las rapiñas cayeron 11,5 % en todo el país.