La fisonomía del barrio está cambiando a consecuencia de los nuevos edificios que se construyen en la zona. 

El Departamento de Estado de EE.UU. ordena el cierre de tres edificios diplomáticos rusos. 

Una manifestación contra la explotación animal dejó como saldo vidrios rotos y varias sedes ministeriales graffiteadas o vandalizadas.