La obra artística del Espacio Memorial Penal de Libertad es una puerta entreabierta colocada donde comenzaba el camino de dos kilómetros que los familiares debían hacer para ingresar a la cárcel en cada visita a los presos tras bajar del ómnibus en la ruta 1, que une Montevideo con Colonia.