El gobierno firmó con UPM el contrato que finaliza la fase uno de negociaciones para instalar la segunda planta.