En el marco de la apertura del Congreso Latinoamericano de Políticas Pospenitenciarias, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que en 2010, cuando asumió el cargo, había 80 presos que trabajaban y ahora son 4.500.

En la Unidad N.º 3 del INR (ex Penal de Libertad), se inauguró un taller de serigrafía que nace a partir de un proyecto presentado por cinco personas privadas de libertad con conocimientos en artes gráficas. 

El Ministerio del Interior, ASSE y sindicatos acordaron trabajar en la actualización de los protocolos para el envío de personas privadas de libertad a centros de salud y acondicionar salas especiales en los establecimientos penitenciarios. 

La obra consiste en reconstruir un espacio que estaba en desuso para el hospital. Se trata de un antiguo anfiteatro que no se usaba para tal fin y era destinado a depósito.