Lunes, 26 Febrero 2018 16:14

Encadenado reclama por su hijo

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Encadenado reclama por su hijo Foto: Archivo.

Un hombre se encadenó frente a la Suprema Corte de Justicia en reclamo por ver a su hijo. 

Asegura que tramitó cuatro procesos en tres juzgados diferentes, pero que un año transcurrió desde que su ex pareja se llevó a su hijo, sin que la causa se mueva.

Daiton de los Santos, un hombre de 26 años, se encadenó frente a la Suprema Corte de Justicia para poder ver a su hijo, situación de la que critica a la "inoperancia del sistema judicial" y las "acciones caprichosas" de su ex pareja. Asegura que realizará una huelga de hambre hasta que alguna autoridad lo atienda para buscar una solución a su problema.

El hombre contó que él y su novia tuvieron al niño cuando eran adolescentes y concurrían al liceo. Se separaron cuando el niño tenía un año y medio, que quedó a cargo del joven por decisión mutua, según cuenta en una carta pública.

De acuerdo al relato de De los Santos, las visitas de la madre se fueron haciendo más esporádicas debido a que se mudó a Maldonado y luego inició la escuela de Policía.

El contacto se hizo tan esporádico que se cortó, según cuenta, encargándose él de la internación y el post-operatorio en dos intervenciones que le realizaron en 2014.

A partir de que la madre entra a trabajar en la Policía Nacional y rehace su vida en pareja "se volvió a interesar por ver a su hijo más seguido", con lo cual el padre estuvo de acuerdo.

En el año 2016 De los Santos comenzó a planificar dejar la casa de sus padres y mudarse con su pareja (que a su vez tiene un hijo). "La madre de mi hijo empieza a insistir que quería estar más tiempo con el niño", cuenta el hombre, que propuso firmar un convenio y regularizar la situación, a lo que la madre se negó.

Aconsejado por su abogado, en diciembre del 2016 decidió iniciar el trámite de ratificación de tenencia (Juzgado de Familia de 5to turno), avisándole a la madre. En febrero de 2017 se le notificó de ese trámite a la mujer.

"En su siguiente visita (lo vino a buscar el 2 de marzo) se lo llevó a su casa y cuando lo fui a buscar me anuncia que el niño no va a volver más conmigo", agregó, contando que su ex pareja le dijo: "Hasta que un juez no te diga cuándo podés verlo, no vuelve".

Tras consultar con su abogada inició un trámite ante el Juzgado Especializado de Familia de Urgencia (2do Turno). Se denunció lo ocurrido con la madre, pidió medidas de protección para el niño, tenencia provisoria a su cargo o en su defecto un amplio régimen de visitas, "atento a que además estaban por comenzar las clases y la madre no podía ni llevarlo ni retirarlo de la escuela por su horario de trabajo".

Ese mismo día la situación se complicó, ya que De los Santos fue llamado por la Unidad Policial 1 de Violencia Doméstica. La mujer lo denunció alegando que la acosaba a ella y al niño, algo que es negado por el hombre, que aduce que no hay pruebas.

Se presentó en la seccional con pruebas para demostrar que el niño había vivido con él hasta entonces, pero el juez, por vía telefónica decidió ordenar una restricción de comunicación y acercamiento a 500 metros de su casa y lugar de trabajo por 120 días. Como trabaja a menos de 500 metros de la escuela del niño, no podía verlo, asegura.

El hombre denuncia además que la mujer llevó al niño de vacaciones fuera del país sin su consentimiento, en ese período.

La Justicia levantó las restricciones de acercamiento meses después y De los Santos, tras presentar en la escuela documentos de la decisión judicial, comenzó a salir de su trabajo cada día al mediodía para poder ver a su hijo unos minutos.

"En definitiva, en octubre del año pasado, sin habernos visto ni una sola vez en siete meses, el juez resolvió que tenía que dirigirme al juzgado de familia común sin fijar siquiera ningún régimen que me permitiera volver a ver a mi hijo", dijo.

En octubre inició su tercer expediente en el Juzgado Letrado de Primera Instancia de Familia 5to turno, exponiendo todo lo anterior y pidiendo visitas provisorias como medida previa y cautelar "para evitar que los daños fueran mayores por el tiempo que durara el proceso y para poder volver a ver a mi hijo aunque fuera algún día en Navidad o Año Nuevo y en las vacaciones".

La jueza pidió que se anexara el expediente de Ratificación de Tenencia, pero pasó un mes sin que apareciera el expediente.

Finalmente se presentó un recurso para que se resolviera el pedido de volver a su hijo, y una vez más se resolvió intensificar la búsqueda del expediente pero no se resolvió nada sobre el pedido de medida cautelar para que se protegieran los derechos del niño a ver a su padre.

El expediente fue finalmente hallado pero no se había unido a la causa, y pasó todo enero sin que ello se realizara.

El 15 de febrero se presentó en el juzgado con su abogada y le dijeron que la Ratificación de Tenencia seguía apareciendo en pre archivo, pero que se iba a buscar cuando se pudiera.

Finalmente, apareció en consulta de expedientes una resolución del 11 de febrero en la que se designa defensora al niño, pero el hombre reclama que tenga que abonar enteramente él los honorarios provisionales.

"Va a hacer un año que la madre de mi hijo se lo llevó en contra de su voluntad y de la mía y evitó que volviera a visitarme un solo día, y aún a fines de febrero el niño no ha visto a ningún abogado que defienda sus derechos pese a que se han tramitado cuatro procesos en tres juzgados diferentes y no sé si lo verá si no logro poder abonar 15 unidades reajustables", reclamó De los Santos.

"El mundo de las leyes es complejo, tedioso y engañoso para un hombre trabajador y de humildes estudios como yo. Sin embargo he hecho las cosas siempre de forma legal y en tiempo y forma, sin cometer ningún arrebato a pesar de lo frustrarte que me es todo esto. Siempre confiando en la justicia como me inculcaron desde niño. Siempre pensé en mi hijo antes de pensar en mí", pidió.

"Exhorto a que se me atienda y me busquen una solución provisoria mientras este proceso sigue. Quiero y necesito estar con mi hijo, como estuve toda su vida. Pero además, ¿quién piensa en lo que quiere o necesita él?", agregó.

Fuente: Montevideo Portal