Robo cajeros: Identifican a un presunto autor

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El pasado 18 de abril fue dañado mediante explosión un cajero automático en la intersección de las calles Avda. Lezica y Guanahani, por parte de 3 o 4 desconocidos que fueron perseguidos por un móvil policial -advertido por la deflagración- y con quienes hubo intercambio de disparos de arma de fuego. 

En la madrugada de ese miércoles, desconocidos que circulaban en un auto Nissan Sentra de color gris y vidrios polarizados, mediante explosión ingresaron al cajero automático allí ubicado provocando daños de consideración en sus instalaciones.

Al arribo del móvil policial, los desconocidos se dan a la fuga y se inicia una persecución por varias cuadras, en la que cubren la huída con grampas del tipo "miguelito" confeccionadas con clavos y madera. En el tramo que duró la persecución policial de los delincuentes hubo intercambio de disparos de armas de fuego, hasta que por acción de las grampas desperdigadas y la acción de un dispositivo de humo (que se pensó era una bomba de humo y terminó siendo un extintor de incendios), se los perdió de vista.

En la escena del hecho se ubicaron billetes varios no entintados y en recorrida posterior -intersección de calles Niña y Camino Fauquet- se ubicaron un destornillador y un pasamontaña.

Del lugar de los hechos se recogieron varios elementos sometidos a pericia por parte de la Dirección Nacional de Policía Científica, entre ellos:

Una pistola marca HK, calibre 9 mm, con un cargador y (13) cartuchos calibre 9 mm., una pistola marca Glock, calibre 9 mm, con un cargador y (15) cartuchos calibre 9 mm., una batería, un extinguidor de fuego de color rojo, entre otros.

Entre los objetos periciados, fueron ubicados rastros papilares en la caja plástica color negro y en dos pilas AA, que fueron volcados en la base de registro criminal con que cuenta la Policía Nacional arrojando una coincidencia con el registro de la persona de iniciales O.D.B.M., quien cuenta con prontuario criminal. Identificado, se lo detuvo y puso a disposición de la Justicia.

El rastro dactilar se halló en un plástico de color negro del cajero siniestrado, que no se encuentra expuesto al público, lo que fue determinante para los investigadores.

Una vez finalizada la audiencia, el Magistrado Titular del Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 34° Turno, dispuso la prisión preventiva por el término de 90 días a partir de la fecha de su dentención (20 de abril) y "la formalización de la investigación con sujeción al proceso de ODBM, bajo la imputación de un delito de asociación para delinquir en concurrencia fuera de la reiteración con reiterados delitos de estrago en régimen de reiteración real con reiterados delitos de hurto especialmente agravado en calidad de autor"

 

 

Visto 122 veces