Billetes entintados sin valor

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Esta madrugada 4/5/18 se consumó otro atentado contra un cajero automático en la calle Legrand en Malvín. 

En jurisdicción de la Zona Operacional II, Seccional 11ª, sobre las 00:45 se recibió comunicación de una explosión a un cajero automático ubicado en Legrand 5005.

A la llegada de los móviles policiales del área de investigaciones que se encontraban en las inmediaciones logran visualizar un auto marca Mercedes Benz, color negro con chapa matrícula brasileña que se da a la fuga por calle Legrand hasta Amazonas y a la altura de Avda. Rivera lo pierden de vista. Hay filmaciones de una cámara de seguridad ubicada en el exterior del cajero que habría registrado los hechos. Asimismo, un sereno de una empresa vecina al lugar observó la huida del vehículo referido.

Policía Científica realizó el relevamiento de la escena, confirmando que no se constató apertura de bóveda, únicamente daños en frontal de cajero. Los delincuentes habrían logrado hurtar una mínima parte del dinero que se encuentra totalmente identificado por la tinta de seguridad cuyo accionamiento se disparó con la explosión.

El mecanismo de entintado se accionó dejando inhabilitados a los billetes contenidos en el mismo.

La sucesión de eventos contra cajeros automáticos ha llevado a las autoridades a poner en práctica mecanismos de disuasión entre los que el entintado empieza a mostrar sus resultados. Si bien el mismo no es un sistema que evite el hecho en sí mismo, la inhabilitación de los billetes impregnados con la tinta a partir de su activación es una medida que volverá inútil la modalidad, a juicio de las autoridades tal como lo demuestra la realidad de países donde se aplica esta medida.

Es importante advertir a la población que los billetes de circulación legal no pueden estar entintados ya que esa circunstancia le quita el valor circulatorio debiendo ser denunciado de inmediato a la autoridad competente.

 

 

Visto 113 veces
Más en esta categoría: « Policía asesinado Acusado a prisión »