Lunes, 10 Septiembre 2018 12:49

Preocupación de comerciantes en Paysandú

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Los costos que se siguen agregando a las micro y pequeñas empresas, con un volumen de ventas en retracción, condiciona severamente el desenvolvimiento de los pequeños emprendimientos, sobre todo el Interior, y ello se traduce en creciente desempleo, menos horas trabajadas, continuo incremento del informalismo y menos reciclaje de recursos. 

Así lo evaluaron ayer los dirigentes de los centros comerciales del Interior en el marco de la reunión mensual que realizó en Paysandú la Confederación Empresarial de Uruguay (CEDU), instancia en la que señalaron que ha comenzado a cortarse la cadena de pagos.

En las zonas fronterizas, como es el caso de Paysandú, Salto y en la frontera con Brasil, las dificultades son más acentuadas debido al tipo de cambio y una relación de precios favorable para cruzar fuera de Uruguay, y ello en gran medida se explica por la ausencia de políticas de frontera desde el gobierno, haciendo a la vez gala de improvisaciones con “parches”, señalaron dirigentes a El Telégrafo de Paysandú.

Miguel Ferys, presidente del Consejo Directivo de CEDU advirtió sobre los aranceles que cobran las tarjetas de crédito, en lo que no hubo acuerdo entre las partes, y el consecuente incremento de costos sobre los empresarios, que deben hacer frente a estas erogaciones con menos ventas y rentabilidad.

Precisó en este sentido que “hoy estamos considerando la situación económica en todo el país, contamos con informes desde todos los puntos de la región, y estamos evaluando el tema de los aranceles de las tarjetas de crédito, como otros puntos que tienen que ver con la inseguridad que afecta a las empresas y toda la sociedad. Además hay un tema que para nosotros ha pasado a estar dentro de lo que es más importante, que es que cada vez le estamos poniendo más costos a nuestras empresas, debido a nuevas maneras de vender y todo lo demás que está haciendo que nuestras empresas sean cada vez menos viables”.

“Nos referimos a facturación electrónica, aranceles de tarjetas, contratar servidores, contratar empresas de seguridad, sistemas informáticos y ese tipo de cosas que cada vez nos hacen perder más rentabilidad”, observó.

“Seguimos trabajando en los aranceles. Hace unos días se firmó un acuerdo en Montevideo que nosotros no firmamos. Fuimos invitados a firmar, pero entendíamos que todavía no están dadas las pautas. Llevamos más de tres años de negociación y entendemos que hay sectores, como el turismo, que quedan afuera. Para nosotros, desde el Interior, el turismo es una fuente de recursos muy importante”, precisó.

“El turismo tiene un problema, que es con las tarjetas internacionales, que tienen un arancel mucho más alto que el nuestro, y nos parece que si firmamos un convenio estamos dejando mucha gente de nuestro sector afuera. Al turismo nosotros lo tomamos como hotelería y restaurantes, pero el que viene a hacer turismo también mueve todo lo demás y termina operando con esas tarjetas internacionales que tienen un arancel carísimo”, explicó Ferys.

Fuente: El Telégrafo