Miércoles, 26 Diciembre 2018 10:51

¿Disturbios en Malvín?

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El concejal Nicolás Motta dijo que desde el Ministerio del Interior le aseguraron que no actuarían porque "no podían disuadir a la cantidad de gente que había". Sin embargo, la Policía asegura que concurrió una vez que se dio aviso. 

Los destrozos ocurridos en los festejos navideños de Malvín, en los que se registraron heridos leves y un insólito episodio con una piscina colocada en medio de la calle Orinoco, generarán consecuencias para los organizadores del evento.

El Municipio E emitió un comunicado público en el que rechaza "enfáticamente los incidentes y cualquier tipo de violencia haciendo un llamado a la reflexión y a la convivencia pacífica".

"El evento no contó con autorización del Municipio E ni cumplió con los requisitos mínimos necesarios que se exigen para su desarrollo", aclara el comunicado.

"La Intendencia de Montevideo estaba al tanto que esto podía ocurrir e hicieron caso omiso a las advertencias que todos los años hacemos llegar desde el Municipio. Hemos solicitado apoyo a Inspección General y a la División Tránsito de la Intendencia de Montevideo quienes delegan la responsabilidad en el Ministerio del Interior. El Municipio solicitará una investigación de urgencia para determinar responsabilidades administrativas y políticas si las hubiere", concluye la misiva.

Esta mañana, Nicolás Motta, concejal del Municipio E, dijo a Informativo Carve que previamente habían hablado con la intendencia y el Ministerio del Interior, advirtiendo que podía ocurrir algo así"

"No fue espontánea, hay una organización detrás. Hay un comercio que está detrás de esta fiesta, que saca sus réditos. Esta fiesta no contó con ninguna habilitación", agregó Motta.

Con respecto a la piscina, Motta dijo que no hubo autorización ni para su colocación ni para nada de lo que pasó. "Llamamos a Tránsito de la IM para pedir que sea retirada y ellos nos dicen que no, que corresponde al Ministerio del Interior, aunque luego vemos que la retiraron. Se pasaban la pelota uno a otro", dijo. Aseguró que desde el Ministerio del Interior le respondieron que no podían disuadir a la cantidad de personas que había en el lugar y por ello no lo iban a hacer.

Adelantó que presentarán una solicitud de investigación de urgencia para ver si hubo fallas administrativas en la intendencia, carta que también enviarán al Ministerio del Interior.

Desde fuentes del Ministerio del Interior afirmaron a Montevideo Portal que la Policía no fue avisada hasta que el lío ya estaba consumado.

De acuerdo al parte policial del incidente, se concurrió al lugar "por una aglomeración de personas que estarían provocando desorden en la vía pública". "Una vez allí se logra establecer que se trata de una multitud de aproximadamente 500 personas bailando, cantando e ingiriendo bebidas en la vía pública, obstruyendo el tránsito vehícular. Cabe agregar que no se constataron daños tanto en comercios o inmuebles; incluso algunos locales como el bar Michigan ubicado en Michigan y Orinoco permaneció todo el tiempo con su actividad normal", señala la Policía.

El parte policial agrega que “posteriormente de finalizada la reunión, personas que participaron en la misma (en su mayoría jóvenes) comenzaron a limpiar la vía pública y retiraron botellas de plástico y restos de vidrios”.

Fuente: Montevdeo Portal