Miércoles, 13 Febrero 2019 15:46

Infancia: Estudio confirman beneficios de convivencia y estabilidad emocional

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Un buen ambiente de convivencia, estabilidad emocional y buenas prácticas de crianza son los tres aspectos fundamentales para la promoción del desarrollo de los más pequeños. 

Ello no influye en el nivel de ingreso de su hogar de procedencia y, además, reduce las consecuencias de las brechas socioeconómicas, sostuvo el director de Uruguay Crece Contigo, Pablo Mazzini, en base a la Encuesta de Nutrición, Desarrollo Infantil y Salud.

Este estudio fue elaborado entrevistas, comparación de datos y trayectorias del mismo grupo etario, permitió conocer en 2013, 2015 y este año la evolución de la población infantil y establecer políticas para ese grupo poblacional basadas en datos científicos.

“Esa situación de estudio, inédita en Uruguay, permite desarrollar una concepción muy dinámica en cuanto a los contenidos programáticos, porque se fueron incorporando preguntas desde la perspectiva de la aplicación del Sistema de Cuidados, desde 2016, con la inauguración y reformas de más centros para niños”, dijo Mazzini en diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional.

En 2013-2014, se entrevistó a integrantes de 2.665 hogares y se llegó a conocer la situación de 3.077 niños de entre 0 y 3 años. En cuanto a los principales resultados vinculados a embarazos, se conoció que el 90 % de las mujeres acudió al menos a cinco consultas prenatales, el 17 % de las embazadas fumó durante el embarazo, el 11,4 % consumió alcohol y el 39 % recibió hierro y ácido fólico.

También se supo que el 34 % de los niños y niñas asisten a un centro de educación inicial, el 60 % a un preescolar y el 20 % de los menores de cuatro años presenta un rezago en el desarrollo. También se observó insuficiencia en la calidad de los alimentos ingeridos, un consumo excesivo de azúcares y grasas y que el 40 % de los bebés de entre 6 y 23 meses comía mientras miraba la televisión.

En la segunda ronda, que fue de 2015 a 2016, respecto de 2.611 niños de entre 2 y 6 años, los principales resultados indican que el 65 % de ellos vive en hogares nucleares, el porcentaje de niños que vive en hogares monoparentales pasa del 6 % en 2013 al 12 % en esta fase y uno de cada 10 niños no tiene contacto con su padre biológico o adoptivo.

En el 97 % de los casos la alimentación está compuesta por cuatro comidas al día y la cena es la comida más compartida por los niños con algún integrante de la familia.

En este período de estudio, 1 de cada 5 niños consume bebidas azucaradas cuando tiene sed y prevalece el exceso de peso como el principal problema nutricional. En 9 de cada 10 hogares hay libros infantiles y se los lee. En el 90 % de los casos algún adulto acostumbra a cantar canciones a los niños o enseñarles juegos, el 59 % de los niños juega con un adulto en forma diaria, cifra que es mayor en los niños menores de 4 años.

La encuesta indica que un mejor ambiente del hogar afecta en forma positiva el desarrollo infantil. “El estudio panel permitió medir resultados con respecto a la encuesta anterior y también comparar grupos de entre 0 y 3 años y saber en qué dimensiones y cómo afectaron los cambios”, explicó Mazzini.

La violencia psíquica o física afecta al 60 % de los hogares uruguayos sin distinción de clase social, según datos de Unicef.