Martes, 15 Octubre 2019 15:48

Más mujeres en el campo

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Más de dos tercios de tierras de Colonización fueron adjudicadas en régimen de cotitularidad en este período. 

El 68 % de las tierras adjudicadas por el Instituto Nacional de Colonización (INC) en este período de gobierno lo fueron mediante cotitularidad.

Además, el 24 % se realizó directamente a mujeres, el doble que antes de 2015, dijo la presidenta del organismo, Jacqueline Gómez. La jerarca ubicó la medida como una de las más importantes de la gestión, junto con la ley de 8 horas en el sector rural y la de compras públicas.

Este 7 de octubre fue promulgada la ley N° 19781, de cotitularidad en la adjudicación de las tierras del INC, aprobada en agosto por el Parlamento. La promulgación eleva a rango legal la definición administrativa del instituto que, desde 2014, cede predios bajo esta modalidad a las parejas de colonos.

Gómez explicó que el INC confirió el 68 % de las adjudicaciones a cotitulares, mientras que el resto se reparte entre entregas individuales, cooperativas y colectivas. Para la titular de Colonización, esta medida forma parte de un conjunto de políticas para el desarrollo rural, entre las que destacó las Mesas de Desarrollo Rural, la ley de 8 horas en el trabajo rural y la de compras públicas.

El INC denominó colonias con los siguientes nombres: Alba Roballo, en Artigas; Irma Olivera, en Canelones; Amalia de la Vega, en Cerro Largo; Susana Dalmás, en Colonia; Elena Quinteros, en Durazno; Rita Rebeiro, en Durazno y Florida, y Lucía Koch de Brotos, en Flores.

Asimismo, Aurora Barea González, en Florida; Graciela Estefanell y Paulina Luisi, en Paysandú; Melchora Cuenca, en Salto; Carmen Améndola y María Abella, en San José; Luisa Cuesta, en Soriano; Isabel Pintos de Vidal, en Tacuarembó, y Lourdes Pintos, en Treinta y Tres.

“Es un conjunto de mujeres que hicieron huella dentro del trabajo en nuestro país, que transformaron la realidad, como, por ejemplo, la primera que votó en Sudamérica, la primera abogada defensora de los derechos de género, extensionistas rurales en la producción familiar, profesionales o defensoras de los derechos humanos y de la democracia”, reseñó Gómez.