Murió Luisa Cuesta, una referente de Madres y familiares de uruguayos detenidos desaparecidos. Durante años, su presencia en las marchas reclamando por su hijo la convertieron en un símbolo ineludible.