Se llevó a cabo la entrega de llaves a diez familias en el barrio Palermo, orientadas a la reparación simbólica de la cultura afrodescendiente.