Los dueños del local de fiestas presentaron un informe que niega la hipótesis de muerte por asfixia del niño, pero la familia pretende demostrar que contiene equivocaciones. 

El Ministerio del Interior investiga a dos integrantes de la Policía Científica que fueron invitados al cumpleaños en el que murió Luciano y no protegieron la escena adecuadamente.