La Policía realizó un operativo en el centro de Montevideo donde detuvo a cinco extranjeros e incautó cocaína, armas de fuego y dinero. Un ciudadano peruano y otra cubana fueron formalizados con prisión. 

El presidente Tabaré Vázquez encabezó este martes 22 un encuentro con autoridades de los ministerios del Interior y de Desarrollo Social, de la Fiscalía General de la Nación, la Administración de Enseñanza Pública y el Banco de Previsión Social, para avanzar en la coordinación de políticas de seguridad integrales, en el marco de la cual se anunció la creación de un organismo central en Presidencia de la República. 

“Bloquear el circuito de reproducción de una subcultura de exclusión e ilegalidad es la tarea más importante para construir seguridad y convivencia en Uruguay”, señaló el ministro del Interior, Eduardo Bonomi. 

Un error le costó a Morabito, "el rey de la cocaína", su detención en Uruguay. 

 Dos ciudadanos brasileños se encuentran detenidos y a disposición de la Justicia, como sospechosos de maniobras con tarjetas de débito clonadas.

Un procedimiento de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e INTERPOL, con el concurso directo de su Departamento de Investigaciones de Delitos Financieros, permitió la detención de dos personas de nacionalidad brasileña que venían siendo investigados como posibles responsables de maniobras con tarjetas de débito clonadas que se utilizaban en cajeros de la zona céntrica de Montevideo.

A partir de denuncias recibidas se tomó conocimiento de que se estarían realizando extracciones con tarjetas de débito clonadas en cajeros ATM (Automated Teller Machine), de la zona céntrica de Montevideo. En base a la información recabada se montó una discreta vigilancia sobre el cajero mayormente comprometido, logrando la captura de uno de los responsables de la maniobra (R.F.D.S., brasilero de 32 años).

Tras una revista personal se le incauto dinero y tarjetas varias que serían las utilizadas en los procedimientos. Posteriormente, se pudo establecer que el detenido se encontraba alojado con otro masculino en un hotel céntrico. Se comisionó un equipo, procediéndose a la detención del mismo, resultando ser M.D.N.O., brasilero de 31 años.

Inspeccionada la habitación donde se alojaba se logró la incautación de:

$U 175.610.

U$S 2.809.

Pesos chilenos 60.000.

$A 4.586.

Dos computadoras.

Dos celulares.

Un grabador de tarjetas.

Dispositivo de skimming y filmadora.

31 tarjetas.

 Las cuatro zonas de Montevideo con mayor concentración delictiva son vigiladas las 24 horas, desde el 11 de abril, por policías del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), informó el Ministerio del Interior.

La medida se suma a la incorporación de 2.000 cámaras de videovigilancia y 150 efectivos. Este nuevo sistema de patrullaje redujo 40 % las rapiñas en las áreas de aplicación en su primer año de puesta en marcha.

“Si bien las áreas de concentración de rapiñas son las mismas, existe un pequeño corrimiento en el horario; por lo tanto, establecimos la necesidad de permanecer durante 24 horas en cuatro áreas de Montevideo”, explicó la jefa de Análisis Criminal, Ana Sosa, a la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior (Unicom). Añadió que este año se diseñaron 14 circuitos, 10 de los cuales contarán con patrullaje durante 8 horas (entre las 5 de la tarde y la 1 de la madrugada).

En 2016 fueron definidas 27 zonas de patrullaje en Montevideo, 19 en Canelones y 5 en San José. Dentro de las zonas se priorizaron áreas (denominadas circuitos) y calles (llamadas segmentos) para la vigilancia policial. Como resultado de estas medidas, en un año las rapiñas bajaron 40 % en los circuitos y 60 % en los segmentos, durante su horario de aplicación.

Actualmente, se instalan 2.000 cámaras de videovigilancia nuevas, adelantó Sosa, que acompañarán las tareas de los 150 policías de alta dedicación que se incorporarán en el año. Un millar de policías pertenecientes a las jefaturas de Montevideo, Canelones y San José y la Dirección Nacional Guardia Republicana se desempeñan en este sistema especial de patrullaje.

El PADO forma parte de la reestructura de la Jefatura de Policía de Montevideo que comenzó en 2012.