Se llevó a cabo la entrega de llaves a diez familias en el barrio Palermo, orientadas a la reparación simbólica de la cultura afrodescendiente. 

Los primeros recuperadores urbanos recibirán sus motocarros para tareas de recolección, mientras que los adoptantes se harán cargo de la tenencia de los caballos.