Las temperaturas en el océano Ártico se disparan mientras casi todo el hielo marino antiguo del Ártico ha desaparecido. 

Argentina está llevando a cabo distintas estrategias para combatir el cambio climático que cuentan con la ayuda del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. 

Esto se produce al tiempo que un nuevo estudio publicado por la revista Nature Geoscience halló que el agua cálida del océano está derritiendo las capas de hielo de la Antártida desde abajo, lo que contribuye al aumento del nivel del mar.