Miércoles, 30 Agosto 2017 11:30

Una cadena por la responsabilidad (I)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Una cadena por la responsabilidad (I) SEMÁFORO. Muchas veces no detienen la siniestralidad.

Estimados lectores: Hoy no les voy hablar de mecánica, les voy a comentar algo que me tiene muy preocupado: los malos modales y maniobras que tanto encontramos en la ciudad como en las carreteras. 

Recuerdo una frase que me decía mi padre cuando empecé a andar arriba de los autos siendo muy pequeño; uno puede manejar muy bien, uno sabe lo que el otro podría hacer en determinada circunstancia, lo que no sabemos es si lo va a hacer o lo va a hacer al revés. ¿Por qué digo esto? Cuando viene por una ruta preferencial, si hay un camino vecinal el que va a entrar a la ruta debe mirar para los dos lados, estar seguro cuándo va a entrar. Si viene a una velocidad de 100 km., y piensa: “el que viene saliendo va a detenerse y esperar”, pero no lo hace, ahí es cuando ocurren los accidentes.

Normalmente los accidentes se producen por distracciones -actualmente hay muchas-, estoy aburrido de estar parado en la vereda y ver gente conduciendo vehículos con la mirada hacia abajo escribiendo un mensaje en el celular, con el coche derechito, no sabe si va o si viene, si alguien se le cruza. He visto ciclista escribiendo en el celular conduciendo el birodado.

Con la facilidad que hay hoy en día para adquirir un vehículo, y para obtener la libreta que es un mero trámite. A ver si sabe estacionar, que sería lo que menos me preocuparía enseñarle a alguien que piensa conducir un auto, una moto, si choca atracando lo hace a medio km por hora. Podrá hacer un desastre pegarle al de atrás, al de adelante. Porque cuando va a sacar la libreta no lo sacan a la ruta, que hay es donde suceden los accidentes graves, donde aumenta la gravedad de la siniestralidad es la velocidad. Cuando choca a 20 km por hora tiene un grado de siniestro pero cuando choca a 40 km por hora, ya no es el doble, es cuatro veces más, porque la velocidad aumenta cuatro veces más. A ver si me puedo explicar bien; si usted conduce a 100 km por hora, tiene un cierto riesgo, si va a 200 km por hora no es el doble, es cuatro veces más ese riesgo. Hay que poner cuidado.

En la noche, la gente no sabe circular con media luz que era algo que hace 40 años venía en la ruta, venía con la luces altas, le hacía señales y el otro bajaba la luz, porque te venía encandilando. Tenían criterio para manejar.

Me pasa a mí hoy en día, que hago mucha ruta por el interior, que vengo con las luces bajas, otro auto viene con las luces altas, le pido media luz y enciende dos faroles más. Y eso no se está penando. En la noche los riesgos aumentan porque uno ve solo una parte de la carretera, no se ven los laterales, no se ve si un animal, un perro, un caballo, una vaca no están a punto de cruzar la carretera corriendo. De día las cosas son muy diferentes.

A ver si cada uno de nosotros le podemos comunicar esto a diez personas nomas, para que vayan tomando consciencia, generando la cadena de responsabilidad. Recuerden, uno sabe lo que el otro debería hacer, pero no sabe si lo va a hacer. La seguimos en la que viene.

Atilio Lorenzotti

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel. 2900-4651