Lunes, 10 Agosto 2020 12:13

Detenidos y droga en el interior

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Detenidos y droga en el interior Foto: Archivo.

 

La Brigada Departamental Antidrogas de Maldonado, bajo la dirección de la Fiscalía de 4º Turno, llevó adelante la Operación “Lazo Negro” (denominada así en memoria del sargento Jorge José Martínez Carrique, asesinado el pasado 4 de agosto).  

En el marco de esta operación realizaron tres allanamientos en viviendas del barrio Maldonado Nuevo donde se presumía funcionaban bocas de venta de drogas.

Como resultado de este trabajo se detuvo a siete personas y se incautó unos 300 gramos de cocaína, siete gramos de marihuana, cuatro balanzas de precisión, tres cartuchos vivos calibre 38 y uno de calibre 32, además de 52.683 pesos.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Fiscalía y cuatro fueron condenados por delitos de asistencia a la actividad delictiva y un delito continuado de suministro y negociación de sustancias estupefacientes y deberán cumplir penas que van desde los trece meses hasta dos años y cuatro meses de prisión.

En tanto, en la ciudad de Dolores se realizó la operación Spider en Soriano.

La investigación comenzó en julio ante la denuncia de que en varias viviendas del barrio Castillo de Moller de la ciudad de Dolores funcionarían bocas de venta de drogas.

La Policía efectuó tareas de vigilancias y control de consumidores que le permitieron verificar la información y con las pruebas presentadas ante la Fiscalía se allanaron seis lugares en forma simultánea.

De allí se incautó: 1.017 gramos de pasta base, 3,6 gamos de cocaína, 285 gramos de marihuana, un revólver calibre 38, dos revólveres calibre 32, una pistola calibre 7,65., 50.114 pesos y 44 dólares.

Se detuvo a dos personas, una con antecedentes penales por hurto, transporte y tenencia no para su consumo de sustancias estupefacientes.

Finalizada la instancia judicial se condenó al indagado con antecedentes penales como autor de un delito continuado de negociación de sustancias estupefacientes en régimen de reiteración real con un delito de tráfico interno de armas de fuego y a título de dolo directo a la pena de cinco años de penitenciaría.

El segundo detenido fue condenado como autor de un delito continuado de negociación de sustancias estupefacientes en régimen de reiteración real con un delito de receptación en calidad de autor y a título de dolo directo a la pena de 3 años de penitenciaría de cumplimiento efectivo.